¿Tienes tu propio negocio y ahora van a decirte qué hacer con tu tiempo?

Si yo fuera una asistente virtual normal y corriente, te diría que me contrates para focalizarte en lo que sabes hacer o para ganar más tiempo, que también es la versión estrella de esta canción.

Pero yo sé que a las wondermamis y a los wonderpapis que queremos llegar a todo no solo nos preocupa trabajar, por eso lo que yo te ofrezco no es ni tiempo ni foco.

Es confianza.

Porque igual que tú como wonderpapi o wondermami, que trabajas, llevas la casa y cuidas de tus peques, no dejarías a tus hijos en manos de cualquiera, tampoco vas a dejar tu negocio en manos de cualquiera.

Solo lo haces en alguien de confianza.

Tu arma secreta.

Colaboramos para que tú te centres en hacer crecer tu negocio o en asistir al próximo evento de tu sector a lucir tu proyecto.

Tu As en la manga.

Gestiono tu perfil de LinkedIn para que el mundo te conozca y te compre. Prospecto para que vendas más, porque la visibilidad no paga facturas.

Mejor que Google y ChatGPT juntos.

Analizo la tecnología disponible en el mercado para que aproveches al máximo cada herramienta y gestiones tu negocio con mayor facilidad.

Olvídate de delegar, empieza a
liderar

Me vas a decir: Des, ¡se te ha ido la pinza! ¿Cómo voy a liderar si en mi negocio solo trabajo yo?
Eso era antes.
Ahora somos dos.
Tú lideras.
Yo ejecuto.

Sí, sé que te han dicho que delegues todas las tareas que te cuestan de tu negocio porque así podrás hacer tu trabajo.
Pero, ¿en serio crees que a ti, que eres una wondermami o un wonderpapi, alguien va a decirte qué hacer con tu tiempo?


Venga va, te cuento un secreto.

Mi objetivo no es que trabajes más, es que trabajes mejor.

Porque seguramente en cualquier web de cualquier asistente virtual vas a leer que te regalan tiempo.

Si yo tuviera la capacidad de generar días de más de 24 horas, no me dedicaría a esto; sería maga.

Yo no hago magia. Mi trabajo es darle rock a tu vida.
Ritmo y fuerza.

Porque yo también soy una wondermami que necesitaba llegar a todo. Y, baby, te voy a dar una mala noticia: NINGUNA PERSONA PUEDE LLEGAR A TODO SOLA.

Yo, antes de ser madre, tampoco tenía tiempo.
Me refiero a que la frase “no me da la vida” era bastante habitual.
Curraba 8 horas, hacía crossfit y siempre iba con las uñas bonitas.

Me levantaba a las 6 de la mañana para ir al gimnasio, trabajaba y por la tarde me pasaba el día fuera de casa.
Que si quedaba con amigas.
Que si iba a un concierto de rock.
Que si quedaba para tomar una cervecita.


Llenaba mi tiempo y siempre iba pa’ aquí pa’ ya.


Pero la culpa no es mía, ni tuya tampoco, que sé que a ti también te pasa.
Esto es culpa de Parkinson.
¿Qué no lo conoces? Pues debía ser un tío al que tampoco le daba la vida para hacerlo todo y se inventó una ley. La ley de Parkinson.

La Ley de Parkinson dice que el trabajo se expande hasta que ocupa por completo el tiempo disponible.

Esto significa que tardas más tiempo del necesario para realizar una tarea o que procrastinas y finalizas la tarea justo antes de la fecha de vencimiento.

Porque da igual que tengas 1 o 10 horas, que tú y yo sabemos que las vas a llenar.
Esto cuando estás de cervecitas o de concierto da igual.
Cuando tienes un negocio, ya no

Sí, yo también me tragué mis propias palabras

Tenía una vida con mucho tiempo y lo llenaba con cosas que lo ocupaban.

Luego fui madre.

De repente, parecía que el tiempo se había reducido y mi lista de cosas por hacer seguía aumentando día a día.

Ya sabes, el maldito Parkinson y su ley que expande las tareas y comprime el tiempo.

Sí, lo confieso.

Soy Desirée y era adicta a la adrenalina de ir todo el día corriendo

Cuando llegó mi hijo, el “no me da la vida” cogió una nueva dimensión.
¿Alguien me puede explicar por qué cuando tienes un hijo te quitan 5 horas de vida y otras 5 de sueño al día?

Y ojo, que no hace falta tener hijos para que tu vida sea una locura de actividades y compromisos y sentir que no llegas a todo.
Solo te cuento cómo he vivido yo, esto de superorganizar y delimitar tiempos y tareas en mi vida para llegar a todo, a cumplir con mi responsabilidad como madre y como empresaria.

Antes no tenía que escoger, después de ser mamá la única opción que tenía era:

O voy al gym o quedo con una amiga para tomar una caña.

Ya no podía hacer ambas cosas. Porque no tenía tiempo y porque también quería ser una madre presente.

Al ser madre dejé de escoger y escogió la vida por mí.

Y yo no quiero que esto te pase a ti.

Porque yo sé que, si tú necesitas ir al gym o te apetece, tomarte una caña sentado en una terraza sin que ningún niño te ponga de los nervios porque quiere levantarse a correr detrás de las palomas, ahora tienes que escoger.

O gym o cañas, solo o con amigos.
Pero en una misma tarde no lo puedes hacer todo.

Has pasado de una agenda de eventos sociales a una agenda de cumpleaños infantiles y pañales. Y ha llegado el momento de recuperar el control.

En menudo jardín nos hemos metido, baby.

Eso de recuperar el control suena bien, pero quizás tu vida ahora es un jardín lleno de obligaciones y marrones que te impiden disfrutar de las flores bonitas que crecen debajo de las malas hierbas. Cuidado, que lo mismo no soy asistente virtual, lo mismo soy jardinera. Ja, ja, ja. Noooo, es broma. Porque ahora tienes un negocio y mucha falta de tiempo. Pues, baby, esto hay que empezar a ordenarlo, ¿no? Me he dado cuenta de una cosa: el problema de la mayoría de mis clientes no es que tengan miedo a delegar, sino que ***ni siquiera saben qué pueden delegar.*** Te dejo ejemplos de lo que hago por algunos de mis clientes ahora mismo.

STATUS QUO.

Con mi servicio STATUS QUO, mis clientes descubren que esto de delegar es adictivo, pero que ganar estatus es la leche. Algunos empieza diciéndome lo típico “encárgate de la facturación y de mi agenda”, porque esto es lo fácil. Pero luego se vuelven adictos a soltar y poco a poco van entendiendo que esto no va de delegar, va de ser importante y de parecerlo. ¿Te cuento más?

Domination dolls.

¿Quieres vender más, pero no te da la vida para buscar nuevos clientes? Pues entonces puedes abrir una nueva puerta para aumentar tu cuenta de resultados: encuentra a tus clientes en LinkedIn. Para triunfar en LinkedIn no solo tienes que crear contenido. Pero si no te da la vida ya para escribir tus publicaciones, me imagino que no tienes tiempo para conectar con tus potenciales clientes y crear relaciones de confianza para poderles vender (que es como se hace en realidad). Pongámosle juntas rock a tu visibilidad, para que luego vendas más.

Servicio AMANECER.

Uno de los grandes problemas de la falta de tiempo es la falta de organización. Perdemos más tiempo buscando un documento que leyéndolo. Y por esto yo soy una groupie de las aplicaciones de gestión y productividad. A mí es que todo lo que sea ahorrarme tiempo, pues mira, me parece una buena idea. Pero ser más productiva me parece la bomba. Y por eso, cuando descubro una nueva herramienta, no puedo evitar compartirla con mis clientes. Con este servicio te configuro e implanto los programas y automatizaciones que te permiten dejar de ocupar espacio mental en cosas que una máquina puede hacer. Notion, MailerLite, Stripe, Tidycal, Calendly… Hay un sinfín de posibilidades. Y yo te mostraré cuál encaja mejor en tu negocio y tú solo tendrás que darle a un botón. Será como ver salir el sol en tu negocio cada día…

Aún no es mi momento, Des.

Y si aún no estás en ese momento de contratar los servicios más rockeros, quizás es una buena idea que te apuntes mi newsletter donde cada semana doy unos truquis que te pueden venir muy bien para no perder tu estatus de wondermami o wonderpapi y petarlo. Porque en realidad sabes que tienes que delegar y, que cuando ya lo has pensado, no te vas a escapar.

Qué dicen de mí

Marta Klecker Coach, terapeuta y mentora de mujeres "atropelladas" por la vida.

Si quieres alguien que te ayude en la parte técnica y en las tareas más repetitivas de tu marca, contrata una asistente virtual. Si quieres una compañera de camino, una igual que piense contigo cada paso del proyecto, que ordene hasta tus pensamientos y neuronas, que sienta tu negocio como si fuera suyo, y te plantee soluciones a problemas que ni sabías que existían, entonces te diría que contrates a Desirée Alonso. Pero no se si va a poder ser, porque sus clientes actuales no queremos compartirla 😉

Jacob Dominguez Meneador de negocios

Mira, como asistente virtual es top, hace muchas cosas y todas muy bien pero lo que más destacable y difícil de encontrar son sus soft skill. Agradable, educada, divertida, empatica, ordenada, proactiva, curiosa y espontánea. Tiene más interés que tú en qué todo salga redondo, no se qué tipo de magia negra hace pero sin dudar te la recomiendo. ✨✨

Dale Rock a tu negocio que yo te acompaño

No sé tú…

Pero yo no voy a decirte qué hacer con todo el tiempo que te ahorras si contratas una asistente virtual, porque ya somos mayorcitos.

Así que te propongo, que en vez de delegar para trabajar más, descargues tu día a día para hacer lo que te apetezca y empieces a dejar de preocuparte por el tiempo y te ocupes de crecer.

Porque tú lo vales, baby.

Aún no es mi momento, Des

Y si aún no estás en ese momento de contratar los servicios más rockeros, quizás es una buena idea que te apuntes mi newsletter donde cada semana doy unos truquis que te pueden venir muy bien para no perder tu estatus de wondermami o wonderpapi y petarlo.

Porque en realidad sabes que tienes que delegar y, que cuando ya lo has pensado, no te vas a escapar.

Scroll al inicio